MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

lunes, 7 de agosto de 2017

El arte de educar






Columna: Marité con Garras
El arte de educar
María Teresa Otero @MariteOtero

Los hijos sin lugar a duda son nuestro reflejo, somos sus referencias, si estamos afectados a nivel emocional lo percibirán y aunque tenemos derecho a fallar es una gran idea trabajar para incrementar el autocontrol y la disciplina no solo con ellos, también con nosotros mismos.

Hoy quiero compartirles algunas ideas para incorporar en el proceso de la educación de los más chicos, iniciando por enseñarles a decir la verdad, porque regañamos a nuestros hijos cuando mienten, sin embargo los padres mentimos con frecuencias en su presencia, a veces hasta los mandamos a mentir por nosotros, o les mentimos a ellos, es necesario practicar la sinceridad en todo momento y explicarles lo valiente que somos al decir la verdad, aunque eso en ocasiones nos deje en una posición incómoda.    

Enséñale también a escuchar, que no vayan a contarnos algo y se encuentre que como siempre estamos muy ocupado (a) para atenderles. Lo apropiado si realmente no podemos prestarles atención es  decirles con sinceridad y luego sorprenderle retomando la conservación.

Y que importante es enseñarles a hablar en voz baja, ¡dejando de gritar nosotros! hacer un esfuerzo por gestionar adecuadamente nuestras emociones, esto es tan importante como enseñarles a respetar las normas, lo que incluye no comerte los semáforos, no arrojar basura a la calle, no traernos los bolígrafos que no nos pertenecen, en fin, no nos saltemos las normas y ellos aprenderán a respetarlas.

Dime cómo te comportas y te diré la clase de hijos que tienes ¿deseas que lean? tienes que leer tú, piensa que existe una gran probabilidad que tus aficiones sean las aficiones de tus retoños.

En estos tiempos que vivimos, debemos enseñarle a nuestros hijos la tolerancia a la frustración, si te ahogas en un vaso de agua, ellos se ahogarán, si te pasas el tiempo quejándote ellos lo harán,  para que tus hijos sean resilientes deben observar tu entereza ante las situaciones adversas,  deben reconocer que eres capaz de buscar soluciones, aceptar lo que no puede cambiarse y mantenerse estable emocionalmente.


Tenemos mucho que enseñarles a nuestros hijos y el secreto está  en entender que somos sus guías, el súper héroe favorito al menos hasta la adolescencia. ¿Qué no te gusta de tu personalidad? Es el momento de cambiarlo #congarrasydientes ¡Vamos a prepararnos! Eduquemos con inteligencia emocional. 


La felicidad no aprieta.

Columna: Marité con Garras
La felicidad no aprieta.
María Teresa Otero @MariteOtero

Con más frecuencia de la que nos parece posible nos adaptamos a lo que no nos hace felices, es como usar un hermoso zapato apretado, no podremos avanzar por mucho rato, tendremos una lesión y lamentaremos haber tomado la decisión de calzarlo.

La felicidad no debe oprimir, ni asfixiar, y mucho menos evitar que seamos  libres,  dueños de nuestros propios caminos, muchos de nosotros nos adaptamos mecánicamente a nuestras rutinas que no nos impulsan a sonreír ni a tener paz emocional.

¿Por qué lo hacemos? Es sencillo, nos adaptamos para sentirnos seguros e irónicamente nos adaptamos por comodidad. Esta permanente búsqueda de seguridad muchas veces nos aparta de la felicidad al no tomar riesgos ni enfrentarnos a “amenazas”  nos adaptamos  aún sin ser  felices porque “la seguridad garantiza la supervivencia”. No obstante esta adaptación suele ser una autoagresión, finalmente terminaremos viviendo una vida triste y llena de amargura.

Muchas personas mantienen su relación de pareja sin que exista un amor real o felicidad alguna, quizás sea una forma de escapar de la soledad, lucir bien socialmente, complacer a los padres, complacer a los hijos, se adaptan a una vida que no quieren para no enfrentar la situación.

Lo mismo ocurre en el trabajo, o en cualquier área de nuestras vidas,  paradójicamente a pesar de resistirnos al cambio y querer quedarnos cómodos en la zona de confort estamos diseñados genéticamente para hacer frente a los retos,  así que es hora de actuar,  es importante empezar a hacer algo lo más pronto posible, al no hacer nada, estás haciendo algo que no está ayudando a solucionar la situación. Mientras más pronto enfrentes el reto, más fácil será de superar.

La mejor forma de empezar es evaluar los hechos, ¿qué te apasiona?, ¿cuáles son tus sueños? , ¿Qué herramientas nuevas te conviene aprender? cuando tengas una meta o encuentres algún tipo de significado mayor en tu vida descubrirás que es más fácil enfrentar cualquier reto, inspírate en tu bienestar mayor para esforzarte, y sentirte feliz haciendo lo que te gusta, estando con quien quieres, simplemente sintiéndote libre para vivir.

Estar adaptado significa ajustarse a un modelo establecido, recortar las alas de nuestras ilusiones, resignarse, mejor tomar el ejemplo de quienes son más felices, más creativos, se trata simplemente de vivir #ConGarrasYDientes