MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

lunes, 17 de abril de 2017

Origami para los más pequeños



La practica del Origami estimula la autoestima. Desarrolla la paciencia y la constancia. 

María Teresa Otero
 @MariteOtero

El Origami es una técnica ancestral que nos permite realizar las manualidades más diversas con papel. Se trata de un arte de origen japonés consistente en el plegado de papel para obtener figuras de formas variadas. También se le conoce como Papiroflexia, con está práctica podemos crear fácilmente muchas figuras hermosas como barcos de papel o toda clase de animales, y ademas resulta una actividad divertida e ideal para disfrutar en la escuela y en casa junto a la familia.

Los beneficios de llevar a cabo la práctica del Origami son muchísimos, Doraima Roa, licenciada en educación preescolar y especialista en el tema nos comenta “Mejora la coordinación motriz, el movimiento de dedos, manos, codos y hombro. Estimula la exactitud y precisión manual,  potencia la concentración, facilita la visualización de cuerpos geométricos y la comprensión de conceptos como diagonal, vértice, mediana o bisectriz, ayuda a la memoria, el pensamiento no verbal, la atención, la imaginación”.

Como si fuera poco la practica del Origami desarrolla la paciencia y la constancia. Estimula la autoestima y sirve como una técnica terapéutica. Doraima Roa asegura que “a través de ella nos podemos relajar y fortalecer las conexiones entre los hemisferios cerebrales. A la vez influye en la interacción social” muchos niños y niñas tienen problemas para socializar con sus compañeros, al mostrarse más seguro es común que compartan con emoción sus trabajos, perdiendo el temor, y mostrándose más comunicativos.

Paso a paso
Muestra de Maquigami

Para introducir a los más pequeños en la práctica del Origami tanto en la escuela como en casa, Roa recomienta pasar por algunas fases “para iniciar con niños y niñas entre los 3 y 4 años es recomendable usar la técnica del maquigami que consiste en la creación de figuras rasgando el papel únicamente con las manos” Esta técnica favorece el desarrollo de destrezas motrices y permite que desde muy pequeños los niños manejen el sentido de las formas y obtenga conocimientos sobre el material que utilicen.

En base a su experiencia Doraima Roa sugiere algunas ideas para los docentes de aula.

Investiguen sobre este arte.
No reserven su uso como técnica de expresión plástica, pueden abordar la noción espacial, la representación bidimensional y tridimensional, como un medio para desarrollar la atención y concentración.
Pueden incluir su practica en el cierre de proyectos, a través de exposiciones alusivas a los temas que abordan.

Usen este arte en el aula para desarrollar la conciencia ecológica.
Inviten a los padres a participar en minitalleres junto a sus niños y niñas en la misma escuela.

Aprendiendo Origami en familia
Trasladar la actividad al hogar puede enriquecer el tiempo que compartimos con nuestro hijos. “Por medio del origami podemos establecer una relación afectiva placentera, le damos a conocer a los pequeños de la casa la importancia de seguir la instrucciones, la tolerancia y la paciencia” asegura Roa, quien además extiende la invitación a los abuelos a incluir el origami como un pasatiempo para la distracción y diversión.

Es recomendable buscar lugares donde dicten talleres de origami y que padres e hijos se inscriban, existen diversas opciones por ejemplo: en los museos se abren talleres regulares tanto para niños como para adultos. En el banco del libro donde funciona la asociación de origami también ofrecen talleres, en algunas universidades abren cursos de temporada, se puede asistir a la embajada de Japón durante la celebración de las semanas culturales. Es necesario aprovechar estas oportunidades ya que el origami nos permite estar en paz con nosotros mismos y en completa armonía.

Datos de interés
Utilidades del origami:
El origami es una técnica que se emplea también para realizar accesorios como: pulseras, zarcillos, collares, anillos, carteras.

Tenemos:

  • Origami decorativo: cuadros, esculturas, móviles.
  • Origami para regalar: cajas, tarjetas.
  • Origami temático: animales, flores, objetos, letras, números.
  • Origami con fines matemáticos: modulares.
  • Origami terapéutico: para personas que sufren de lesiones motoras, en tratamiento de la artritis, para prevenir el alzheimer

Tipos de papel recomendados:
Todos los papeles sirven para hacer origami, pero para cada figura tendrá algún tipo de papel que sea más adecuada, que la hará más fuerte, que realzará su forma o que la hará más viva. Ejemplo:
Papel bifaz, papel metalizado, papel bond, papel batik, papel encerado, cartulinas, papel de seda.

Espero que esta entrevista haya sido de utilidad para ti, fue elaborada en el 2012 y me di gusto al re-publicarla porque es una información que considero interesante para incorporar a nuestras actividades familiares y educativas :) Déjame tu comentario. 

Con amor Marité. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario