MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

lunes, 10 de abril de 2017

Los niños y la naturaleza

Columna: Marité con Garras
Los niños y la naturaleza
María Teresa Otero @MariteOtero

Los seres humanos estamos conectado a todo cuanto nos rodea, el ambiente, las personas e incluso las circunstancias, fuentes de influencia para nuestro comportamiento. En base a lo que sucede en nuestro entorno, decimos, pensamos, sentimos y accionamos de formas diversas, en función de esta conclusión surge la psicología ambiental amparada en numerosos estudios que investigan la relación de la gente con su entorno, hoy quiero comentarles sobre la influencia que tienen los ambientes naturales y los artificiales en los más pequeños de la casa.

Gran parte de la población vive en medios urbanos, en términos generales este medio facilita la eficiencia de los servicios y nos brinda innovadoras posibilidades de desarrollo personal, económico, profesional, aunque también nos genera sensaciones negativas que pueden derivar en estrés.

Con frecuencia nuestros niños carecen de tiempo para jugar al aire libre debido al acelerado ritmo de vida y la sobrecarga de actividades extraescolares, sin dejar a un lado los pocos espacios seguros y adecuados donde puedan socializar.

Todo esto tiene una gran influencia en el desarrollo de los infantes y en su salud física y psicológica, recientemente se han registrado un aumento en la aparición de trastornos crónicos de la salud como: obesidad, asma, trastorno por déficit de atención e hiperactividad y déficit de vitamina D.

Diversos estudios concluyen que cuanta más naturaleza exista cerca de la vivienda del niño mayor será la capacidad de los pequeños para controlar los impulsos, concentrarse y utilizar la creatividad, el contacto con la naturaleza puede desplazar el efecto negativo del estrés en los niños y favorecer su autoestima, los infantes expresan sentimientos positivos. Estos beneficios se incrementan cuando los espacios verdes también se encuentran en el patio del colegio y sus alrededores.

Tener en cuenta estos beneficios de la naturaleza en los chicos es necesario para mejorar el desarrollo de nuestros pequeños, no se trata de mudarse sino de disfrutar con mayor conciencia y frecuencia de los espacios naturales que encontramos en la ciudad, impulsando #ConGarrasyDientes  su uso desde la tierna infancia.

Nota: La fotografía es de mi hijo mayor Santiago, en el patio de la abuela materna :)                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario