MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

domingo, 2 de abril de 2017

Ansiada Reconciliación.



Columna: Marité con Garras
Ansiada Reconciliación.
María Teresa Otero @MariteOtero

Todos tenemos una historia llena de momentos felices, rutinarios, tristes, divertidos, frustrantes, enigmáticos, exitosos, deprimentes y pare usted de contar, durante nuestra trayectoria experimentamos un sin número de experiencias, emociones y conocimientos.

Este conocimiento es interno y a su vez externo, resulta de andar sorteando las carencias, los imposibles y cuando no logramos asumir el NO de alguna circunstancia, nuestros temores hacen fiesta y nos invade el pesimismo, la desconfianza, de alguna manera y con frecuencia terminamos durante un largo tiempo culpándonos de nuestras decisiones y acciones ¨erradas¨, es entonces cuando se hace absolutamente necesario una dulce reconciliación con nosotros mismos.

Decía Mark Twain, ¨Ningún hombre puede sentirse cómodo sin tener su propia aprobación¨ Es sumamente necesario ese conocimiento interno que nos hace tener conciencia de nuestras fortalezas y debilidades, de los rasgos propios de nuestra personalidad y comenzar a desarrollar un dialogo interno más amigable e indulgente, no se trata de consolarnos, se trata de no castigarnos.

A un lado deben quedar las comparaciones, necesitamos impulsar nuestra autoestima, enumerar las virtudes y fortalecer lo que consideramos ¨limitaciones¨, reconocer que aún las decisiones erradas nos preparan para las nuevas circunstancias, para logros o compromisos mayores, en mi creencia todo lo que nos sucede tiene un claro propósito, la evolución.

En mi experiencia personal luego de la disolución de mi primer matrimonio sentí durante mucho tiempo culpabilidad por tomar decisiones equivocadas al unirme a una persona con la que no compartía un objetivo en común, un plan familiar, un norte ¿Cómo no me había dado cuenta que estaba perdiendo el tiempo? Cuando entendí que no perdí, sino que gané experiencia y que todo lo que vino después (como superar un cáncer, también causado por el mal manejo de mis emociones) me preparaba para hoy poder sentir empatía con centenares de personas que apoyo y motivo en su transitar.

Experimentar los reveses es parte del crecimiento absolutamente necesarios para crecer mental, emocional e incluso espiritualmente, y cada uno de nosotros tenemos no solo diferentes procesos sino diferentes tiempos de aprendizaje.

Si los demás no coinciden con nosotros, no pasa nada, lo verdaderamente importante es hacer las paces con nosotros mismos, Anímate, es hora de una reconciliación #congarrasydientes







No hay comentarios:

Publicar un comentario