MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

viernes, 27 de enero de 2017

Leer es amar, viajar, crecer.


Columna: Marité con Garras
María Teresa Otero @MariteOtero

La única forma de edificar una sociedad noble es educando a sus niños, un pequeño que lee se convertirá en un adulto que piensa, que sueña, que se motiva, fomentar la lectura a cualquier edad trae muchos beneficios y cosechas de grandes frutos. La lectura ejercita el cerebro, es una tarea que representa una mayor complejidad, por lo cual con ella se logra fortalecer las conexiones del cerebro y construir nuevas conexiones.

Recientemente leí los resultados de una investigación que afirmaba que los niños que leen alcanzarán mejores salarios en el futuro, no es para sorprenderse, aunque ¡qué maravilla que se compruebe científicamente! Con la lectura, los niños aprenden a desarrollar su vocabulario, conocen nuevas palabras, expresiones y el uso correcto del lenguaje. Un niño que lee se irá convirtiendo en un adulto con ideas propias, criterios, capacidad para argumentar y cuestionar lo que le rodea.

No solo se trata de leerles un cuento, se trata de iniciar el amor por la lectura leyendo juntos, esta actividad fortalecerá su autoestima, su creatividad, su desarrollo social y emocional, que ellos te miren leer también despertará su amor por las historias, el ejemplo empieza por padres lectores.

A medida que un niño lee con mayor frecuencia, desarrolla una amplia capacidad de concentración, leer nos ayuda a pensar y pensar nos hace libres, leer motiva la tolerancia y desarrolla el sentimiento de empatía para con los demás, ese pequeñito ganará en respecto y solidaridad. A un niño que lee hay que dejarlo llorar y reír con una historia, permitirles enamorarse de los personajes, impulsar su curiosidad, viajar en su imaginación.

¡Si, viajar! porque leer es viajar, descubrir culturas, aromas, colores, modos de vida, y esto le permitirá a ese futuro adulto además de ser empático, solidario, respetuoso, afable, exitoso, sortear los juicios de valor que la sociedad impone.

Con tantas bondades que brinda la lectura ¿cómo negarse a disfrutarla #ConGarrasyDientes ? Y para cerrar con broche de oro, la lectura también ayuda a relajarse y mantiene a nuestros niños en un estado de calma, paz y tranquilidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario