MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

miércoles, 1 de julio de 2015

Actitud positiva, alimento para la felicidad




María Teresa Otero @MariteOtero
Publicado originalmente en la Revista E-Integral #34
Columna #MariteconGarras


Cuando me diagnosticaron Cáncer de Mama nunca imaginé que la lucha por mi vida traería como consecuencia una transformación plena y gozosa, comencé a vivir un proceso de quimioterapias con 31 años de edad, un matrimonio fallido y muchas frustraciones, luego del primer impacto de la noticia tome una decisión que marcaría un antes y un después en mi historia, decidí asumir una actitud positiva y transformar cada obstáculo en una oportunidad de éxito. 

La actitud positiva no se trata de repetir frases alentadoras que no asumes como filosofía de vida, tampoco es una fórmula mágica que desaparecerá los obstáculos que se presenten en el camino, la actitud positiva es el primer paso para preparar nuestra mente y nuestro cuerpo, con la finalidad de encontrar la solución a la adversidad.

Cuando la actitud positiva se instaló en mi vida comencé a observar importantes cambios sumamente alentadores para mi recuperación, mi oncóloga clínica se sorprendía de mis exámenes de sangre que arrojaban estupendos resultados, cuando me preguntaba sobre qué había hecho para mantener mi salud fortalecida yo sonreía y respondía “la he pasado bien, he sido feliz”.

Quizás te preguntes ¿cómo una persona que pelea con un cáncer puede ser feliz? Hoy puedo responderte bajo mi propia experiencia que  valorando cada minuto de su vida y entendiendo la felicidad como este instante en el que ahora escribo para ti y me siento afortunada de entregarte un mensaje, que no es utópico es tan real como que ahora mi cuerpo ha sanado de tanto amor y tanta dicha.

Decía William James “El gran descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden alterar sus vidas al modificar las actitudes de su mente”. Y es que la actitud positiva ayuda a nuestra mente a pensar libremente sin las pesadas cadenas de nuestros miedos, esto permite que las ideas y soluciones revoloteen en nuestra mente y nos volvamos creativos y oportunos.

La Fe puede Mover Montañas

Según David Schwartz: “Cuando la mente no cree, atrae las razones para sustentar el fracaso. Por el contrario, la actitud de creer que se puede, genera la fuerza, destreza y la energía que necesitamos para hacernos salir airosos. Cuando creemos que podemos hacerlo, el cómo hacerlo surge”.  En mis cursos motivacionales siempre hago hincapié en que “si lo crees, lo sientes, lo logras” Cuando le cerramos el paso a la duda nuestro sistema inmunológico se pone la armadura para enfrentar cualquier batalla de pie y luciendo los dientes con una fantástica sonrisa.

Cuando nuestra actitud es negativa nos volvemos amargados, pesimistas, débiles, afectamos nuestra autoestima, nos deprimimos y enfermamos, quebrantando la creencia en nosotros mismos, en Dios y en las personas que nos rodean.

Desarrollar una actitud positiva exige compromiso, un esfuerzo permanente en dónde el ánimo, el entusiasmo y la esperanza debe ir alimentándose de nuestras ganas de transformar esa decisión en un hábito, y como todo hábito es necesario la constancia para adquirirlo.

Por otra parte a medida que vas avanzando en esta oportunidad de vivir aferrado al lado maravilloso de la vida, vas aprendiendo a identificar los saboteadores (los miedos, las dudas, la incertidumbre o la desesperanza).

Aunque yo me declaré sana desde el primer momento que me diagnosticaron cáncer y los resultados de mis tratamientos eran sumamente positivos, una noche luego de cenar una ensalada sentí un dolor muy fuerte en el estómago, fui a la cama a tratar de descansar y sin darme cuenta en fracciones de segundo pensé que quizás el cáncer de seno había hecho metástasis en mi estómago.

No tuve oportunidad de sufrir ante semejante pensamiento,  porque mis alarmas comenzaron a identificar al enemigo, apreté los ojos con fuerza y pensé “esto es una reacción a la quimioterapia, en una hora estaré bien, solo necesito descansar” sorprendentemente en una hora ya estaba bien y tomé nota metal que si alguna vez volvía a sentir un dolor semejante  entonces me enfocaría en un tiempo menor para mi recuperación.  

En este sentido es oportuna la exhortación del apóstol Pablo expresada a los Filipenses (4:8): “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”.

Concentrar nuestra atención en lo que realmente vale la pena, en lo que es digno de amor y de respeto; no en lo malo o injusto, es necesario dejar de pensar ¿por qué me pasó a mi? y enfocarnos en ¿cómo puedo aprovechar esto que ahora me sucede para evolucionar?. 

Enfocar nuestros pensamientos en lo puro, lo amable y no en lo que incita a la discusión, ni en la calumnia o los desaires, sino en aquello que hace que la gracia fluya, que la piel se erice, aprender a alegrarnos cualquiera que sea la situación, alejar la resignación de nuestras vidas, manteniendo un estado de alegría y optimismo, es la filosofía de vida de quien promueve y aspira paz. 

Cuando me tocó raparme el cabello como consecuencia de las quimioterapias, decidí que la ocasión fuera casi una fiesta familiar, fue tanta la alegría que había en casa que mis hijos decidieron rapar sus cabezas y ser solidarios conmigo, tomé fotos y las colgué en mis redes sociales, salí a la calle con desparpajo, esa actitud atraía a muchas personas, me daba la oportunidad de enviar un mensaje y los medios de comunicación comenzaron a fijarse en mi, no tanto en mi historia sino en cómo la vivía bailando aún sin música. No lo tenía planificado, sin embargo la actitud positiva siempre traerá grandes resultados, así que el esfuerzo bien vale la pena.


La actitud positiva es una habilidad que se puede aprender, es una postura con que elegimos enfrentar las circunstancias de la vida, envuelve la manera en que comunicamos nuestros sentimientos a los demás, porque a medida que somos felices comenzamos a sentir esa necesidad de transmitir “el secreto” para que quienes nos rodeen también puedan disfrutar del milagro de sonreír incluso ante la adversidad.

No importa el tipo de circunstancia que nos toque vivir, siempre podremos elegir ser feliz. El vivir por encima de las cosas básicas es una elección de esas que se hacen #congarras  


Taller #TUEMPRESAENLARED

La Asociación Civil Cámara de Comercio e Industrias de El Tigre y @MariteOtero te invitan a participar en el Taller #TUEMPRESAENRED
Gestiona tus Redes Sociales



Temario:
1. Claves del consumo 2.0
2. Plan de marketing 2.0 – Estrategia digital
3. SocialMedia
4. Redes sociales y herramientas para gestionarlas
Palabras e imágenes, contenidos a compartir, formato de publicaciones de imágenes, estrategias para aumentar el alcance y las ventas de tu negocio.
• Facebook
• Twitter
• Google+
• Linkeding (Cómo reclutar talento en Linkeding)
• Instagram 

• Pinterest
5. Hashtags en Redes Sociales
6. Labores diarias Community Manager
7. Marketing de Contenido – Marketing emocional
8. Calendario de contenidos para Social Media,
horarios efectivos para publicar en Redes Sociales.
9. Tipos de usuarios
10. Concursos en Redes
11. Engagement, grado en el que el consumidor interactúa con tu marca.

Para reservar el cupo y recibir la planilla de inscripción debes contactarnos:
Teléfonos: 0283-2352248 / 0414-8107605
Correo Electrónico: camaradecomercioeltigre@gmail.com
Inversión: 5.000Bs + IVA
Incluye certificado, refrigerio, almuerzo.
Fecha: Sábado 11 de julio 2015
Lugar: Cámara de Comercio El Tigre - Av Peñalver
Hora: 8:00am a 12:00m - 1:00Pm a 4:00pm
Cupos Limitados.

¿Eternamente joven? Cuestión de Actitud.




“Disfruta de la sabiduría de la experiencia con el ánimo de los años mozos”

María Teresa Otero @MariteOtero
Publicado originalmente en la Revista E-Integral #35
Columna #MariteconGarras

Recuerdo cuando era niña pasar horas jugando a ser grande, me desesperaba la llegada de la edad, yo quería empujar los meses y tener licencia para maquillarme, asistir a un local nocturno, tener novio sin reproches, dejar de tener horas límites para regresar a casa aunque el cumpleaños fuera de la vecina.

Creo que la mayoría recuerda tiempos pasados con nostalgia, existe un dicho popular que reza: “Cuando éramos felices y no lo sabíamos” la pregunta es ¿por qué no lo sabíamos? Yo al igual que muchos no fui educada para la felicidad, cuando te reías mucho alguien decía (otra vez la sabiduría popular) “te estás riendo mucho seguro que vas a llorar” o “Tienes una cara de felicidad, algo malo habrás hecho” Después de un gran gozo casi se instalaba un ratón moral en mi vida.

Lo cierto es que más rápido de lo que imaginé llegó el día para maquillarme, tener edad para clubes nocturnos, ser profesional, ser esposa, ser mamá, ser ex esposa, ser supervisada y supervisora, pasaron los años y equivocándome una y otra vez aprendí a ser feliz y sin ningún ratón moral, es lo que llamo: las ventajas de las experiencias.

Diversos estudios parecen señalar que “felicidad de la juventud” puede ser sólo un mito, pues todo parece apuntar a que existe una etapa más feliz: la vejez. Según especialistas las personas mientras más edad tienen son más felices, yo creo que efectivamente es así cuando te has dedicado a cultivar la mente, el espíritu y hasta tu cuerpo.

Uno de los estudios que recuerdo fue el realizado en la University of Michigan, Ann Arbor, en Estados Unidos, con la revelación de que la vejez no sólo trae consigo los síntomas propios de la edad, también conlleva cierta felicidad intrínseca. Y es que con la edad aprendemos a manejarnos mejor con las idas y venidas de la vida, por lo que tenemos la capacidad para sentirnos más felices.

Independientemente de las velas que apagues en tu torta de cumpleaños, es importante el hábito de mantener un espíritu joven, alegre y ansioso por vivir cada día con intensidad, darte el espacio y la oportunidad para maravillarte del milagro de estar vivos en cada momento.

Particularmente la única condición con la que aceptaría regresar el tiempo y vivir mis años primaverales es retomar aquellas épocas sin olvidar lo aprendido, sabemos que es imposible, lo que si es un hecho es la oportunidad que tenemos hoy de vivir cada día como si no hubiese un mañana, disfrutar de la gente y de las cosas que nos apasionan.

Si te agrada la idea de ser eternamente joven me atrevo a compartirte algunas sugerencias para mantener el ánimo de la juventud aliado con la vibrante experiencia del pasar de los años.

Bienvenida a la aventura. El tiempo se encarga de instalar la seguridad en nuestras vidas, por ello es importante sacudirse la rutina, despedirse de la zona de confort y seguridad, intenta implementar nuevas actividades a tu vida diaria, aprende un baile o un idioma nuevo, estrénate con algún deporte, inscríbete en clases de música, lo importante es seguir descubriendo todo aquello que te haga feliz.

Desarrolla una mayor resiliencia. Se trata de la resistencia frente a la adversidad junto a la capacidad para reconstruirte, saliendo fortalecido del conflicto, es mantener una actitud vital positiva a pesar de las circunstancias difíciles, consiste en transformar la derrota en oportunidad de desarrollo personal.  Ahora estás preparado para ser resiliente.

Experiencias = Oportunidad de éxito. Orgulloso de tu experiencia, utiliza tus vivencias como un portal para la evolución, ya reíste, lloraste, te equivocaste y saliste adelante ¡eres un sobreviviente! celebra la sabiduría que obtuviste con el transcurso del tiempo tomando riesgos, el autoconocimiento es un arma muy poderosa para enfrentar las adversidades y los retos, atrévete a trazarse metas más objetivas tomando en cuenta tus necesidades, sueños y los recursos de los que dispones para conseguirlas.

Disfruta de las diferencias. La madurez te permite entender las diferencias de caracteres, así que ser tolerante te permitirá llevar una vida mucho más placentera, sin emociones que carguen tu espíritu de energía negativa. Olvida el dramatismo de la juventud sin experiencia.

Practica la conciencia plena. Ahora que ya no tenemos apuros es importante practicar el hábito de estar plenamente presentes, de vivir en el aquí y ahora y tienen una gran capacidad de aceptación, el pasado forma parte del ayer y el futuro no debe aturdirnos con la incertidumbre. Disfrutar de los pequeños detalles sin perder la capacidad de asombro ante la vida.

Cultiva tus amistades. No permitas que tus múltiples actividades te aparten de tus amistades, compartir con ellos te permitirá gozar de la eterna juventud, rodéate de personas que mantienen una actitud positiva ante la vida y evita a aquellos que se comportan como vampiros emocionales, crea una red de apoyo y diversión.

Se flexibles ante los cambios. Aunque ya tengas una autoimagen muy clara y sabes perfectamente qué quieres lograr, también tienes la suficiente flexibilidad como para adaptar tus planes y cambiar tus metas cuando es necesario.

Tenaz en los propósitos. El hecho de que seas flexible no implica que renuncies a tus metas, al contrario, si algo te debe distinguir de la juventud sin experiencia es entender que ya no luchas contra molinos de viento, sino que aprovechas el sentido de la corriente y fluyes con ella.

El humor, aliado de la eterna juventud. Ser capaz de reírte de la adversidad y sacar una broma, ser capaz de reírte de ti mismo es fundamental, la risa debe convertirse en nuestra mejor aliada para mantenernos jóvenes y optimistas.

Para mi, lo ideal es impactar positivamente nuestras vidas y la de los demás, trascender en armonía, lograr un equilibrio entre el cuerpo y el espíritu, que cada instante de tu vida sea único y significativo.

Las experiencias a lo largo de la vida conllevan la adquisición de conocimiento, y eso nos hace más felices, incluso frente a la adversidad. Y es que la eterna juventud debe sembrarse y cosecharse #congarras.