MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

martes, 31 de julio de 2012

A cocinar con los más pequeños

* Los niños tendrán la posibilidad de entender valores como la responsabilidad y solidaridad 

EN LA CALIDEZ DE LOS FOGONES 
SE PUEDE COMPARTIR 

Caracas. Cocinar con nuestros niños es una excelente oportunidad para padres, tíos o abuelos, de compartir, divertirse, educar, abrir espacios para experimentar e impulsar el crecimiento personal desde la calidez de los fogones.  Para la chef Esther Amaya “Involucrar a los niños en el arte de cocinar desarrolla la personalidad y fortalece el vínculo familiar. No sólo vamos a divertirnos  también los vamos enseñar a valorar los alimentos, seguir una dieta equilibrada, además de fomentar su destreza manual y pasar más tiempo juntos, realizando una actividad que va más allá de la propia diversión”

La aventura inicia con los preparativos desde realizar la elección de la receta,  salir en búsqueda de los ingredientes y aprovechar el momento para enseñarles a nuestros niños a conocer los diferentes productos, ordenar todo lo que se utilizará en la preparación, son actividades que pueden cambiar la concepción de los infantes acerca de los alimentos, resultará ideal explicarles las propiedades de los mismos  y cómo influyen en su desarrollo y crecimiento.

Otra de las maravillosas bondades que representa el hecho de cocinar con nuestros niños es que podemos ejercitar su motricidad fina, para ello en el momento de la preparación del platillo se recomienda medir, pesar, utilizar materiales e ingredientes de diferentes tamaños y texturas, así como también podemos involucrar al niño al momento de mezclar y remover.  Durante la actividad los pequeños tendrán la oportunidad de enriquecer su vocabulario, aprender  valores como la responsabilidad y solidaridad, así como la importancia de no desperdiciar comida. 

Higiene y seguridad en la cocina

Existen normas básicas de seguridad e higiene en la cocina, La chef Esther Amaya nos sugiere algunas a tomar en cuenta durante el proceso de preparación de los alimentos, recomienda que siempre haya supervisión de un adulto.

Es indispensable lavarse las manos con agua y jabón sin olor, así como secarse con una toalla limpia antes de comenzar a trabajar.

Utilizar ropa cómoda sin escotes preferiblemente colocarles (delantal, gorro o bandana para evitar que caigan cabello en las preparaciones), así como también zapatos cerrados y antiresbalantes. No utilizar anillos aretes joyas relojes ni ningún tipo de prenda.

Mantener uñas cortas y en el caso de las niñas o adolescentes sin esmalte. Conservar el aseo en la cocina, no permitir comida esparcida o grasas sobre ellas, mantener los pisos secos para evitar resbalones. Los desechos deben colocarse en lugares adecuados.

Los niños no deben manipular hornos, cocina, artefactos eléctricos, cuchillos, tijeras o cualquier instrumento que les pueda causar daño.

Un solo menú. Los padres deben tener el control, es importante recordar que los padres o los adultos responsables de las casa son quienes deciden qué alimentos se compran y cuándo se sirven. Es de esperarse que los niños quieran imponer sus gustos por las chucherías o alimentos menos nutritivos. Amaya explica “Los pequeños de la casa  comerán lo que haya en la despensa y la nevera. Si la chuchería favorita de su hijo no tiene nada de nutritivo, se le puede comprar sin caer en excesos. La alimentación tiene que ser variada, el cuerpo necesita de 40 nutrientes fundamentales para funcionar y estos solamente se consiguen comiendo de todo un poco, carnes, cereales, vegetales, legumbres, frutas, huevos y lácteos”

Por otra parte, los carbohidratos son la principal fuente de energía, al menos la mitad de las calorías de la dieta han de provenir de ellos “Para asegurar la correcta ingesta de carbohidratos hay que comer panificados, cereales de desayuno, galletas, pasta, arroz, patatas y legumbres. Debemos recordar que los niños tienen que comer al menos 4 veces por día. No tienen que saltar ninguna ingesta, desayuno, almuerzo, merienda y cena”. Aconseja Amaya.

El ejercicio es también otro factor determinante, además de comer bien los niños tienen que moverse y no pasar tantas horas frente a la computadora, video juegos de mano y televisor. Correr, jugar la pelota, andar en bicicleta, realizar deportes o cualquier otra actividad que les implique un gasto extra de energía es beneficiosa.

Las tareas. La chef Esther Amaya nos sugiere una lista de actividades para llevar a cabo con nuestros pequeños en la cocina. 

  • Principalmente nombrar a los pequeños “Nuestros ayudantes”.
  • Ellos pueden buscar los utensilios para hacer las preparaciones y organizarlos.
  • Lavar los alimentos en el fregadero (vegetales, frutas, arroz entre otros) y algunos utensilios que hemos utilizado.
  • Pueden pesar, utilizar las cucharas y tazas de medidas.
  • Cortar galletas, frutas y vegetales con cortadores de diversas formas.
  • Mezclar los alimentos, facilítale una cuchara grande para remover masa de tortas, galletas, panquecas.
  • También pueden amasar harinas para hacer pan y arepas, esta tarea es muy terapéutica para ellos y ¡les encanta. 
  • Decorar los platillos.
No olvides celebrar sus logros para que se sienta motivado y orgullosos, la mejor manera de enseñarles a los niños  a comer bien, es cocinando y comiendo juntos.

Arepitas de colores:

Esther Amaya no enseña a preparar arepitas de colores, ideales para introducir algunos vegetales que por lo general a los niños no les gusta consumir y de esta forma estamos educando el paladar de los pequeños (zanahoria, remolacha, ajoporro, pimentón entre otros se vale tener más creatividad).

Ingredientes:
.1 taza de harina de maíz.¼ de taza de agua.Sal al gusto.2 cucharadas de linaza (opcional).2 cucharadas de avena en hojuelas (opcional) 
Preparación:

  • Licuar  ¼ de taza de agua con algunos de los vegetales nombrados arriba.
  • Verter  en un recipiente ¼ de jugo del vegetal escogido, sal al gusto, linaza, avena y harina de maíz.
  • Amasar continuamente hasta compactar la masa deje reposar unos 5 minutos.
  • Darle la forma la que desee (use su creatividad)
  • Colocar en el budare o sartén caliente, de vuelta hasta obtener el cocimiento adecuado.
  • Rellenar con lo que desee y buen provecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario