MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

martes, 31 de julio de 2012

A cocinar con los más pequeños

* Los niños tendrán la posibilidad de entender valores como la responsabilidad y solidaridad 

EN LA CALIDEZ DE LOS FOGONES 
SE PUEDE COMPARTIR 

Caracas. Cocinar con nuestros niños es una excelente oportunidad para padres, tíos o abuelos, de compartir, divertirse, educar, abrir espacios para experimentar e impulsar el crecimiento personal desde la calidez de los fogones.  Para la chef Esther Amaya “Involucrar a los niños en el arte de cocinar desarrolla la personalidad y fortalece el vínculo familiar. No sólo vamos a divertirnos  también los vamos enseñar a valorar los alimentos, seguir una dieta equilibrada, además de fomentar su destreza manual y pasar más tiempo juntos, realizando una actividad que va más allá de la propia diversión”

La aventura inicia con los preparativos desde realizar la elección de la receta,  salir en búsqueda de los ingredientes y aprovechar el momento para enseñarles a nuestros niños a conocer los diferentes productos, ordenar todo lo que se utilizará en la preparación, son actividades que pueden cambiar la concepción de los infantes acerca de los alimentos, resultará ideal explicarles las propiedades de los mismos  y cómo influyen en su desarrollo y crecimiento.

Otra de las maravillosas bondades que representa el hecho de cocinar con nuestros niños es que podemos ejercitar su motricidad fina, para ello en el momento de la preparación del platillo se recomienda medir, pesar, utilizar materiales e ingredientes de diferentes tamaños y texturas, así como también podemos involucrar al niño al momento de mezclar y remover.  Durante la actividad los pequeños tendrán la oportunidad de enriquecer su vocabulario, aprender  valores como la responsabilidad y solidaridad, así como la importancia de no desperdiciar comida. 

Higiene y seguridad en la cocina

Existen normas básicas de seguridad e higiene en la cocina, La chef Esther Amaya nos sugiere algunas a tomar en cuenta durante el proceso de preparación de los alimentos, recomienda que siempre haya supervisión de un adulto.

Es indispensable lavarse las manos con agua y jabón sin olor, así como secarse con una toalla limpia antes de comenzar a trabajar.

Utilizar ropa cómoda sin escotes preferiblemente colocarles (delantal, gorro o bandana para evitar que caigan cabello en las preparaciones), así como también zapatos cerrados y antiresbalantes. No utilizar anillos aretes joyas relojes ni ningún tipo de prenda.

Mantener uñas cortas y en el caso de las niñas o adolescentes sin esmalte. Conservar el aseo en la cocina, no permitir comida esparcida o grasas sobre ellas, mantener los pisos secos para evitar resbalones. Los desechos deben colocarse en lugares adecuados.

Los niños no deben manipular hornos, cocina, artefactos eléctricos, cuchillos, tijeras o cualquier instrumento que les pueda causar daño.

Un solo menú. Los padres deben tener el control, es importante recordar que los padres o los adultos responsables de las casa son quienes deciden qué alimentos se compran y cuándo se sirven. Es de esperarse que los niños quieran imponer sus gustos por las chucherías o alimentos menos nutritivos. Amaya explica “Los pequeños de la casa  comerán lo que haya en la despensa y la nevera. Si la chuchería favorita de su hijo no tiene nada de nutritivo, se le puede comprar sin caer en excesos. La alimentación tiene que ser variada, el cuerpo necesita de 40 nutrientes fundamentales para funcionar y estos solamente se consiguen comiendo de todo un poco, carnes, cereales, vegetales, legumbres, frutas, huevos y lácteos”

Por otra parte, los carbohidratos son la principal fuente de energía, al menos la mitad de las calorías de la dieta han de provenir de ellos “Para asegurar la correcta ingesta de carbohidratos hay que comer panificados, cereales de desayuno, galletas, pasta, arroz, patatas y legumbres. Debemos recordar que los niños tienen que comer al menos 4 veces por día. No tienen que saltar ninguna ingesta, desayuno, almuerzo, merienda y cena”. Aconseja Amaya.

El ejercicio es también otro factor determinante, además de comer bien los niños tienen que moverse y no pasar tantas horas frente a la computadora, video juegos de mano y televisor. Correr, jugar la pelota, andar en bicicleta, realizar deportes o cualquier otra actividad que les implique un gasto extra de energía es beneficiosa.

Las tareas. La chef Esther Amaya nos sugiere una lista de actividades para llevar a cabo con nuestros pequeños en la cocina. 

  • Principalmente nombrar a los pequeños “Nuestros ayudantes”.
  • Ellos pueden buscar los utensilios para hacer las preparaciones y organizarlos.
  • Lavar los alimentos en el fregadero (vegetales, frutas, arroz entre otros) y algunos utensilios que hemos utilizado.
  • Pueden pesar, utilizar las cucharas y tazas de medidas.
  • Cortar galletas, frutas y vegetales con cortadores de diversas formas.
  • Mezclar los alimentos, facilítale una cuchara grande para remover masa de tortas, galletas, panquecas.
  • También pueden amasar harinas para hacer pan y arepas, esta tarea es muy terapéutica para ellos y ¡les encanta. 
  • Decorar los platillos.
No olvides celebrar sus logros para que se sienta motivado y orgullosos, la mejor manera de enseñarles a los niños  a comer bien, es cocinando y comiendo juntos.

Arepitas de colores:

Esther Amaya no enseña a preparar arepitas de colores, ideales para introducir algunos vegetales que por lo general a los niños no les gusta consumir y de esta forma estamos educando el paladar de los pequeños (zanahoria, remolacha, ajoporro, pimentón entre otros se vale tener más creatividad).

Ingredientes:
.1 taza de harina de maíz.¼ de taza de agua.Sal al gusto.2 cucharadas de linaza (opcional).2 cucharadas de avena en hojuelas (opcional) 
Preparación:

  • Licuar  ¼ de taza de agua con algunos de los vegetales nombrados arriba.
  • Verter  en un recipiente ¼ de jugo del vegetal escogido, sal al gusto, linaza, avena y harina de maíz.
  • Amasar continuamente hasta compactar la masa deje reposar unos 5 minutos.
  • Darle la forma la que desee (use su creatividad)
  • Colocar en el budare o sartén caliente, de vuelta hasta obtener el cocimiento adecuado.
  • Rellenar con lo que desee y buen provecho.


lunes, 16 de julio de 2012

Aprenda a identificar el Síndrome de Asperger

María Teresa Otero
mtotero@cadena-capriles.com


El síndrome de Asperger hace referencia a un conjunto de condiciones mentales y conductuales que forman parte del espectro del trastorno autista, Wendy Estrella, psicóloga especialista en el tema, aclara: “el término síndrome nos sitúa en un área patológica, pero realmente se trata de una condición ubicada dentro del espectro del autismo hacia su extremo más leve” El trastorno puede caracterizarse por deficiencias en la interacción social y resulta predominante los inusuales patrones de interés y conducta de quienes lo padecen. 

Los niños con síndrome de Asperger suelen fijar su atención hacia un tema concreto, de manera obsesiva en muchos casos, estos individuos poseen características particulares que marcan la diferencia con el autismo clásico o de mayor intensidad, entre ellas destacan el estilo del lenguaje así como sus habilidades cognitivas o intelectuales, que a lo largo de su desarrollo se disparan, presentando habilidades importantes o por encima de lo esperado para su edad cronológica. No es de extrañar que aprendan a leer por sí solos a una edad muy precoz, si se interesan en ello. 

En cuanto a los gustos de un paciente afectado por este síndrome,  destacan por ejemplo, obsesiones por temas como la astronomía, los rompecabezas, los dinosaurios, la construcción de maquetas, medios de transporte como los trenes o aviones, las computadoras, igualmente son atraídos por el orden y la clasificación de las cosas. 

Con referencia a su origen Wendy Estrella explica que “actualmente no se han identificado causas genéticas del espectro del autismo en general, a nivel clínico es concebido como un desorden del desarrollo, presentándose aproximadamente a partir de los 18 meses en donde inicia el desorden en la pauta evolutiva del niño, resultando en conductas atípicas” 


Otro dato de interés es que al parecer existe una vulnerabilidad por el lado del sexo masculino a desarrollar la condición del espectro autista “en general cuando consultamos las estadísticas relacionadas al espectro autista, encontramos que la proporción de aparición es que de cada 4 personas con el síndrome tres  corresponden al sexo masculino” comenta Estrella. 

Afortunadamente hoy en día contamos con los instrumentos y estrategias para realizar  un diagnostico muy temprano,  a partir de los 18 meses de edad  se puede hacer una identificación de los síntomas de riesgo y comenzar una atención temprana oportuna.  

IDENTIFICAR EL SÍNDROME. 
  • El curso evolutivo del niño debe ser progresivo, cualquier periodo de involución o de pérdidas de habilidades del lenguaje, de comunicación o del juego, previamente adquirido debe llamar la atención de padres y maestros.
  • El pequeño demuestra pérdida de la resonancia afectiva, el infante no se ríe cuando jugamos con él. 
  • No responden al llamado por su nombre. 
  • El niño prefiere el juego en solitario.  
  • Les cuesta relacionarse en el tipo de juegos propios a su edad  con sus pares.
  • Tienen un apego muy pronunciado con ciertos objetos o temas. 
  • Poseen baja tolerancia a la frustración. 
  • Son niños muy hábiles para temas particulares, como armar rompecabezas, clasificar colores y tamaños, memorizar series de números 
  • El contacto visual y la aparición del lenguaje articulado en los tiempos esperados es fundamental. De no presentarse es necesario acudir a especialistas. 

Es necesario destacar que ninguna familia está preparada para comprender y convivir con un familiar que presente el Síndrome de Asperger, incluso los docentes no se sienten preparador para trabajar con niños que posean estas condiciones, sin embargo para Wendy Estrella “lo más importante es la actitud, entender que además de aprender sobre el tema,  debemos trabajar en la diversidad y la aceptación del otro” 

TIPS PARA DOCENTES
  • Evite hacer juicios a priori y observe al niño, todos los comportamientos que nos resulten inadecuados, tienen una causa y un objetivo, al observar al niño podemos entenderlo mejor. 
  • Es importante conseguir un acompañamiento terapéutico que nos apoye en el proceso de acoplamiento del niño al grupo escolar. 
  • Conozca sus temas y objetos de interés, para reforzar y motivar el proceso educativo.  
  • Identifique los puntos fuertes a nivel cognitivo para trabajar en base a ellos. 
  • Es importante no subestimar sus conductas ya que cada una tiene una función comunicativa.  


lunes, 2 de julio de 2012

Se aprende más a través del juego

*Padres e hijos se relacionan de mejor manera. 


María Teresa Otero 
mtotero@cadena-capriles.com

El juego es una actividad esencial en el desarrollo del niño, que no solo va a influir en la  capacidad posterior del infante para adquirir y asimilar nuevos aprendizajes, sino que además permitirá su adaptación en la sociedad. 

Para Ignacio Moreno, psicólogo social y cofundador de la Asociación Civil Asesoramiento Lúdico Educativo del Potencial Humano  (ALEPH) “El juego es profundamente humano, es un derecho de grandes y pequeños, tiene que ver con una actitud ante la vida”. 

El juego es considerado una actividad social por excelencia, en la cual se pueden identificar un recurso creador y un sentido mental , puesto que intervienen el desarrollo sensorial, motor, muscular, psicomotriz, y otros elementos como el  pensamiento, emoción y sentimientos infantiles, el niño pone a trabajar durante su desarrollo todo el ingenio e inventiva que posee, su capacidad intelectual y creativa. 

El juego tiene, además, un claro valor social, puesto que contribuye a la formación de hábitos de cooperación, de enfrentamiento con situaciones vitales y, por tanto, contribuye en la adquisición de un conocimiento más realista del mundo. “Tenemos la responsabilidad de recuperar el juego social, de tomar los espacios públicos con actividades, incitando a otros a unirse” afirma Moreno. 

Actualmente la mayoría de los proyectos educativos se llevan a cabo a través del juego, dado que se considera el mecanismo de aprendizaje más importante para el niño. Un modelo lúdico hará que el niño se interese por diversos temas y es tarea de los maestros, padres y adultos significativos guiarlos hacia un aprendizaje certero.  

En las vacaciones. En algunos días finalizará el año escolar pero no los procesos de aprendizaje de los pequeños de la casa. Es importante que padres y familiares se involucren en la experiencia de educar a través del juego, esta actividad se puede realizar con toda clase de objetos que tengamos a mano en casa, podemos ayudarles a construir todo un mundo de fantasía e impulsar el  desarrollo de la creatividad y capacidad artística innata en ellos, aún más en una época en la que precisamente lo que se necesita es saber pensar de una manera más creativa para poder encontrar soluciones a los problemas que surgen en las sociedades modernas.

“Es importante recuperar la actitud lúdica, a partir de comprometerse sabiendo que el juego es mucho más que diversión y placer, se trata del ejercicio y la expresión de la libertad, el juego pasa por lo social e incluye el aprendizaje de derechos y deberes entre iguales, los adultos debemos comprometernos a recuperar el juego en la escuela, los parques y sobre todo en los hogares”  afirma Moreno. 

Se hace necesario destacar que un chico que no tiene oportunidad de jugar, o que demuestra poco interés en ello, presenta diversas dificultades en su desarrollo.Y para empeorar el panorama algunos padres no reconocen la importancia del juego y reducen el tiempo que pueden dedicarle a sus hijos.  

Muchos niños desarrollarían su creatividad hasta niveles más altos si jugaran más a menudo con sus progenitores. Estas actividades en familia son absolutamente necesarias para estrechar los lazos de confianza y comunicación. 

Los padres al involucrase a través del juego con sus hijos participan en el proceso de descubrimiento del mundo y de ellos mismos. Corresponde a una maravillosa manera de acercase a los niños, de comprenderlos y conectar con ellos para además brindarles y recibir su cariño. Es una relación recíproca y armoniosa.  

Ignacio Moreno considera que cuando tenemos la disposición y la actitud fluye la creatividad “Si nosotros vamos a jugar, tenemos que tener la disposición de hacer el ejercicio de la libertad de jugar, lo primero que debemos recuperar es la actitud, debemos vivir sin tener la vergüenza de ser felices, eso es importante”.  

MUCHAS RAZONES  

• Los niños serán más alegres y entusiastas si los adultos también lo son. Los pequeños  se guían por los estados emocionales de sus padres, así como por sus acciones. Es difícil que desarrollen un sentido de la diversión si casi nunca ven divertirse a sus padres.

• Proponer juegos interesante y estimulante para que los niños piensen y decidan por sí mismos cómo llevarlos a cabo.

• Posibilitar que los propios niños evalúen por sí mismos sus éxitos.

• Permitir que todos los jugadores participen activamente durante todo el juego, es decir, que se  involucren adquiriendo a su vez un compromiso. 

• Lo importante es que sea el adulto el que se adapte al juego del niño y no al contrario.

• Estar juntos es lo más significativo. Siempre surge algo especial cuando se dedica tiempo a estar juntos.