MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

miércoles, 16 de mayo de 2012

Niños creen que nada se acaba

Duelo Infantil / Los chamos experimentan diversas pérdidas 


María Teresa Otero
mtotero@cadena-capriles.com





El duelo no solo hace referencia a la perdida, también habla del movimiento que tenemos todos a nivel psíquico cuando hay una desaparición o una separación, incluso un conflicto por etapa del desarrollo evolutivo

Según la Lic. Joseika Alviarez: Psicóloga, con formación en el área de psicodrama y asesoramiento psicológico,  especialista del Centro Integral de Atención al Niño (CIAN)  “El duelo también puede resultar de  la separación de la etapa infantil, de la separación de la adolescencia, de  la separación de la adultez, incluso cuando ya nos estamos acercando a las últimas etapas de la vida, también existe el duelo por migración, por separación de los padres, duelo por cambios de colegio, los niños tienen la fantasía que todo será para siempre, los padres, los amigos, el colegio, por lo cual requieren de una red de apoyo social para afrontar cualquiera de estos episodios”

Es Importante que los padres, maestros o redes de apoyo en los niños detecten el cambio de conducta en los más pequeños. Por ejemplo un niño que suele ser alegre,  colaborador y se le empieza a notar aislado o distraído después de un episodio o separación evidencia que está sucediendo algo que requiere un abordaje especial, para identificar estas conductas es necesario reconocer los tipos de duelos y la forma de proceder según el episodio.  

La muerte de un ser querido. Es importante establecer una franca comunicación con los niños, en el caso de la muerte de un familiar por un proceso largo de agonía de una enfermedad, es bueno ir preparando al niño. En este caso el infante tiene la oportunidad de hacer un cierre con esta persona, como expresar sus afectos, evitando los sentimientos de culpas o de ira.
“Con frecuencia las personas tienden a separar a los niños de quienes están en situaciones de enfermedad terminal porque creen que esas imágenes los pueden afectar, se concentran en no expresar emociones frente a los más pequeños para transmitirles fortaleza, pero al contrario pueden estar transmitiendo que la vulnerabilidad es errada, y que entonces ellos tampoco deben expresar esas emociones” expresa Alviarez

El Divorcio. Lamentablemente en nuestros tiempos uno de los episodios más comunes hacen referencia al duelo ante la separación de los padres, sus repercusiones negativas se evidencia con más claridad  en el ámbito educativo y las relaciones interpersonales del niño.
En base a esto la psicóloga Joseika Alviarez recomienda “recuperar el núcleo familiar a pesar de la separación, que el niño sepa que puede contar con ambos padres e incluso expresar sus miedos, dado que el primer temor del niño es qué va a suceder con él en el futuro, inicialmente se siente abandonado por el progenitor que parte del hogar” Es importante destacar que el niño necesita su tiempo para luego enfrentar la inclusión de una nueva persona como pareja de alguno de sus padres.  

Duelo ante las migraciones. Es importante afrontar cada uno de los factores en los que incide la migración en el niño,  por ejemplo incide el cambio de estrato social, de cultura, del núcleo de amigos y familiares, hasta en los programas de televisión que solía ver en su anterior lugar.
Para ello Alviarez recomienda hablar de las potencialidades, de los recursos que el niño tiene para hacer una nueva vida en el nuevo lugar, explicarles que pueden hacer nuevos amigos, que verá otros programas que les gustará, y que además puede mantener el contacto con su antigua vida, como hablar por internet con sus amigos y familiares, la tv por cable para ver sus programas favoritos, en fin ser creativos.  

Cambio de escuela. Es similar al caso anterior, lo importante es facilitarle al niño el contacto con los antiguos amigos, pero sobre todo explicarle las razones por las cuales hemos tomado la decisión de ejecutar el cambio del colegio, evitando que se genere ira en los más pequeños al suponer que es un capricho de sus padres, es importante que el niño maneje los factores lógicos. Hablar de las bondades y de las nuevas actividades que le esperan, una aventura para explorar.  

Existen cientos de duelos, como en el caso de la pérdida de un miembro o amputaciones, duelo ante la pérdida de mascotas, duelo propio cuando son los niños los que saben que van a agonizar, lo importante es que el niño cuente con adultos significativos que les brinden el apoyo necesario.
El duelo no patológico puede pasar desde la negación, la ira, la tristeza y posteriormente  la aceptación,  en el caso del duelo que comienza a evidenciar características patológicas se expresa a través del cuerpo, de síntomas, enfermedades o una tristeza prolongada. 


Recomendaciones para los docentes
*Mucho acompañamiento en la etapa que enfrenta el niño.
*Ofrecer el espacio y el tiempo para que los alumnos se expresen en momentos de sufrimiento, dolor o fracaso
*Reconocer cuando el duelo es prologando y canalizar la ayuda.
*Identificar si el niño manifiesta deseos de muerte.
*No evadir, ignorar, censurar, cualquier manifestación emocional, existencial o trascendental del niño(a)