MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

viernes, 2 de marzo de 2012

Fomentando el reciclaje creativo en niños y jóvenes

Es importante emprender acciones que  permitan minimizar la producción de  desechos sólidos


María Teresa Otero 
mtotero@cadena-capriles.com 



La generación de residuos cada vez mayor, se ha convertido en un grave problema, minimizar este impacto requiere de la colaboración de la ciudadanía. Es por ello que las actividades de reciclaje creativo pretenden estimular a niños y jovenes a someter materiales usados a un proceso original con la finalidad de reutilizarlo de forma única y provechosa. 


Para llevar a cabo estas actividades se recomienda partir de una inducción teórica y luego abordar los procesos de clasificación y de reciclaje contenidos en las 4R: reducir la producción de desechos, reparar lo que tenga arreglo, reutilizar lo que podamos y reciclar lo que es susceptible convertir en otra cosa.


Linsabel Noguera, facilitadora de talleres de expresión artística para niños y jóvenes, coordinadora de La Rana Encantada comenta que el reciclaje creativo “Estimula a los jóvenes a mirar los desechos sólidos desde otra perspectiva, buscando lo que pueden aprovechar para diseñar y elaborar objetos que sean útiles como accesorios, bolsos, cartucheras, portalápices, carteras, forros para el celular, lámparas, cuadernos, entre otros” es una etapa de redescubrimiento, en donde  muchos se plantean además qué pueden hacer para mejorar su entorno.


Los talleres dictados por la organización La Rana Encantada pretende enseñarles técnicas a los participantes para el reciclaje creativo, por ejemplo convertir las bolsas plásticas en hilo para tejer, las botellas plásticas en adornos para el jardín o en cartucheras y los tetrapack en carteras o monederos, el cartón en libros artesanales, entre muchas ideas más.    

La actividad puede convertirse 
a futuro en oficio
En cuanto a la edad en que los niños y jovenes pueden participar en estas actividades Linsabel Noguera comparte que “No hay edad para empezar a reutilizar y reciclar. Mientras más temprano se hace, mejor; porque adquieres un modo de vida que se queda contigo. Hemos hecho talleres de reciclaje creativo con niños desde 4 años hasta adultos. Con lo niños tuvimos la oportunidad de hacer una obra de títeres y otra de teatro totalmente producidas a partir de periódico y cartón: desde los títeres y el teatrino hasta el vestuario. La experiencia fue fantástica porque descubrieron cómo lo que iba destinado al pipote de la basura tuvo una nueva oportunidad de ser útil”


Por otro lado los jóvenes tienen la energía para contagiar en otros las causas en la que creen. Si encuentran un espacio de capacitación dentro de algo que mueva sus intereses son capaces de crear maravillas, de sumar amigos para que también lo hagan.

Las enseñanzas que pueden dejar este tipo de práctica son muchas ya que se motiva la conciencia y responsabilidad ecológica, promoviendo el cuidado del ambiente. “Hay que mirar las cosas desde diferentes puntos de vista, un problema se transforma en un reto cuando tu mirada se plantea otras posibilidades para solucionarlo y desde allí es más fácil encontrar la respuesta. Eso lo aplicas luego a todas tu vida, sin darte cuenta, empiezas a ver todo desde diferentes aristas”, asegura Noguera


El reciclaje creativo implica enfocarse en llevar a cabo un diseño con una utilidad, para luego hacerlo realidad a partir de un objeto ya utilizado, es una actividad que estimula la creatividad, y el aprendizaje social, entregando una herramienta que su practica a futuro puede convertirse en un oficio.


Cortesía La Rana Encantada 
Recomendaciones. Linsabel Noguera a través de su amplia experiencia en este tipo de actividades comparte algunas recomendaciones dignas de tomar en cuenta:
  • Propicie en su casa o escuela un espacio para la clasificación de los desechos, infórmese dónde puede llevarlos o cuáles organizaciones ofrecen el servicio de recolección de estos materiales. La venta del papel, por ejemplo, puede generar un pequeño fondo de autogestión para la formación en cuidado ambiental dentro de la escuela, de su edificio o su comunidad.
  • De el ejemplo y también tómelo. Muchas veces los niños y jóvenes se entusiasman con la idea de reciclar, pero necesitan el apoyo del adulto que convive con ellos. Más allá de que nosotros como adultos empecemos a tomar acciones, también reforzamos al niño o joven en su convicción de que hay que reciclar cuando respondemos positivamente a sus sugerencias y seguimos el ejemplo que ellos nos dan. “Lo más divertido es cuando los padres dicen ¡Es que no me deja botar nada!”
  • Tómese un rato y siéntese con su hijo, sobrino o alumno a ver qué pueden inventar con esa botella plástica que acaban de terminar, con el cartón de los huevos, con los cilindros del papel absorbente. Se sorprenderá de lo que se les ocurre, estimulará su propia creatividad y pasará un rato agradable reforzando lazos afectivos.

Algunas Ideas Verdes.

  • Para hacer una cartuchera corte una botella plástica pequeña por la  tercera parte de arriba hacia abajo, cosa un cierre pequeño que una cada lado. Ciérrelo y ¡listo!
  • También pueden hacer velas reutilizando creyones de cera, velas ya usadas, pabilo y tubos de papel de baño. Si son niños, siempre con el apoyo de un adulto. Las instrucciones pueden encontrarlas en: http://la-rana-encantada.blogspot.com



 


2 comentarios:

  1. Felicitaciones por tu blog!!!...Es hermoso y se siente el cariño con el que se hace!!!...Gracias Marite, por compartir tan bonito!!!! ...Éxitos y Bendiciones!!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga que bella. Pronto subiré el trabajo que hice para Últimas Noticias, donde te entrevistamos :)

    ResponderEliminar