MariteOtero en "Un Mundo Sin Igual" Banco Exterior

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Nuestro Mapa de la Realidad



Columna: Marité con Garras
Publicada en la Revista Fascinacion encartada en el Diario 2001

María Teresa Otero @MariteOtero
¿Te ha pasado que cuando quieres comprar o recién compras un carro especifico, de un momento a otro aparece ese tipo de carro más seguido que antes? esto tiene una explicación sencilla tu atención nota aquello que estás buscando, de forma consciente nosotros tenemos la posibilidad de definir que es aquello que queremos notar y que además se convertirá en la base de la vida que estamos creando.

Si nos focalizamos en lo que no funciona, en los problemas, en todo lo malo que ocurre en el mundo, eso es lo único que vamos a ver, es lo único que nos va a importar, ese va a ser nuestro Mapa de la Realidad. Aprende a silenciarte y a quitar tu atención de lo que no quieres, colocar toda tu atención en lo que quieres vivenciar, es el secreto, y es que cuando la voz y la visión interior se vuelven más profundas y claras que las opiniones del exterior, magistralmente has dominado tu vida.

Y es importante entender que el mapa no es el territorio, la manera en que tú ves el mundo y la manera en cómo alguien más lo ve, nunca podrá ser la misma, la realidad no existe lo único que existe es la percepción de ella.

Cada uno de nosotros crea un mapa de representación del mundo con muchos matices diferentes, y lo único que nos separa los unos a los otros son experiencias.

El mapa de la realidad que creamos está definido por: nuestras experiencias (lo que vemos, oímos y sentimos), los momentos difíciles que nos hayan definido, el dialogo interno: lo que nos decimos a nosotros mismos, nuestras creencias y valores, así como nuestras decisiones, recuerdos, relaciones e incluso la influencia de la gente que nos rodea (amigos, familiares, pareja, compañeros de trabajo)

Con base en esto nosotros creamos filtros de lo que sucede en nuestro mundo y esos filtros a su vez distorsionan, generalizan o borran aspectos de la “realidad”, creando nuestra propia versión de ella.

Es el momento de responsabilizarte por situaciones que tienes en tu vida y del cómo has contribuido a crearlo. Algunas personas están acostumbradas a responsabilizar a los demás de los sucesos que acontecen en su vida, este tipo de comportamiento va dejando huella y mucha basura emocional.

Si constantemente te ves inmerso en un diálogo interno negativo, cargado de problemas y preocupaciones, de aquello que te hace falta y como si fuera poco le echas la culpa a los demás de tu situación: a tus padres, a tus amigos, a tu pareja, a la situación política y económica del país, etc., ¿qué es lo que estarás atrayendo a tu vida? Piénsalo y cambia tu realidad #ConGarrasyDientes

lunes, 7 de agosto de 2017

El arte de educar






Columna: Marité con Garras
El arte de educar
María Teresa Otero @MariteOtero

Los hijos sin lugar a duda son nuestro reflejo, somos sus referencias, si estamos afectados a nivel emocional lo percibirán y aunque tenemos derecho a fallar es una gran idea trabajar para incrementar el autocontrol y la disciplina no solo con ellos, también con nosotros mismos.

Hoy quiero compartirles algunas ideas para incorporar en el proceso de la educación de los más chicos, iniciando por enseñarles a decir la verdad, porque regañamos a nuestros hijos cuando mienten, sin embargo los padres mentimos con frecuencias en su presencia, a veces hasta los mandamos a mentir por nosotros, o les mentimos a ellos, es necesario practicar la sinceridad en todo momento y explicarles lo valiente que somos al decir la verdad, aunque eso en ocasiones nos deje en una posición incómoda.    

Enséñale también a escuchar, que no vayan a contarnos algo y se encuentre que como siempre estamos muy ocupado (a) para atenderles. Lo apropiado si realmente no podemos prestarles atención es  decirles con sinceridad y luego sorprenderle retomando la conservación.

Y que importante es enseñarles a hablar en voz baja, ¡dejando de gritar nosotros! hacer un esfuerzo por gestionar adecuadamente nuestras emociones, esto es tan importante como enseñarles a respetar las normas, lo que incluye no comerte los semáforos, no arrojar basura a la calle, no traernos los bolígrafos que no nos pertenecen, en fin, no nos saltemos las normas y ellos aprenderán a respetarlas.

Dime cómo te comportas y te diré la clase de hijos que tienes ¿deseas que lean? tienes que leer tú, piensa que existe una gran probabilidad que tus aficiones sean las aficiones de tus retoños.

En estos tiempos que vivimos, debemos enseñarle a nuestros hijos la tolerancia a la frustración, si te ahogas en un vaso de agua, ellos se ahogarán, si te pasas el tiempo quejándote ellos lo harán,  para que tus hijos sean resilientes deben observar tu entereza ante las situaciones adversas,  deben reconocer que eres capaz de buscar soluciones, aceptar lo que no puede cambiarse y mantenerse estable emocionalmente.


Tenemos mucho que enseñarles a nuestros hijos y el secreto está  en entender que somos sus guías, el súper héroe favorito al menos hasta la adolescencia. ¿Qué no te gusta de tu personalidad? Es el momento de cambiarlo #congarrasydientes ¡Vamos a prepararnos! Eduquemos con inteligencia emocional. 


La felicidad no aprieta.

Columna: Marité con Garras
La felicidad no aprieta.
María Teresa Otero @MariteOtero

Con más frecuencia de la que nos parece posible nos adaptamos a lo que no nos hace felices, es como usar un hermoso zapato apretado, no podremos avanzar por mucho rato, tendremos una lesión y lamentaremos haber tomado la decisión de calzarlo.

La felicidad no debe oprimir, ni asfixiar, y mucho menos evitar que seamos  libres,  dueños de nuestros propios caminos, muchos de nosotros nos adaptamos mecánicamente a nuestras rutinas que no nos impulsan a sonreír ni a tener paz emocional.

¿Por qué lo hacemos? Es sencillo, nos adaptamos para sentirnos seguros e irónicamente nos adaptamos por comodidad. Esta permanente búsqueda de seguridad muchas veces nos aparta de la felicidad al no tomar riesgos ni enfrentarnos a “amenazas”  nos adaptamos  aún sin ser  felices porque “la seguridad garantiza la supervivencia”. No obstante esta adaptación suele ser una autoagresión, finalmente terminaremos viviendo una vida triste y llena de amargura.

Muchas personas mantienen su relación de pareja sin que exista un amor real o felicidad alguna, quizás sea una forma de escapar de la soledad, lucir bien socialmente, complacer a los padres, complacer a los hijos, se adaptan a una vida que no quieren para no enfrentar la situación.

Lo mismo ocurre en el trabajo, o en cualquier área de nuestras vidas,  paradójicamente a pesar de resistirnos al cambio y querer quedarnos cómodos en la zona de confort estamos diseñados genéticamente para hacer frente a los retos,  así que es hora de actuar,  es importante empezar a hacer algo lo más pronto posible, al no hacer nada, estás haciendo algo que no está ayudando a solucionar la situación. Mientras más pronto enfrentes el reto, más fácil será de superar.

La mejor forma de empezar es evaluar los hechos, ¿qué te apasiona?, ¿cuáles son tus sueños? , ¿Qué herramientas nuevas te conviene aprender? cuando tengas una meta o encuentres algún tipo de significado mayor en tu vida descubrirás que es más fácil enfrentar cualquier reto, inspírate en tu bienestar mayor para esforzarte, y sentirte feliz haciendo lo que te gusta, estando con quien quieres, simplemente sintiéndote libre para vivir.

Estar adaptado significa ajustarse a un modelo establecido, recortar las alas de nuestras ilusiones, resignarse, mejor tomar el ejemplo de quienes son más felices, más creativos, se trata simplemente de vivir #ConGarrasYDientes



miércoles, 21 de junio de 2017

Identificando el Gaslighting


Perversa estrategia de manipulación 
María Teresa Otero @MariteOtero

Dudar de nuestro criterio puede ser normal en algunas ocasiones, sin embargo existen otras oportunidades en donde una persona hábil puede lograr confundirnos de forma sutil pero muy tóxica, se puede tratar de negaciones sencillas por parte del abusador, haciéndonos pensar si algunos eventos ocurrieron o no, desorientando nuestras ideas, en fin confundiéndonos con una actitud tan persuasiva, que hace real una o muchas mentiras.

Esta forma de abuso se denomina Gaslighting, una estrategia de manipulación, una forma de maltrato psicológico que sucede cuando te hacen creer que estás loco, que lo que afirmas nunca ha pasado, puedes sentirte confundido porque ataca directamente el  sentido de la realidad, identidad y autoestima de la persona al hacerle creer que está enferma o que es incapaz para percibir la realidad como es, por tanto puede detonar episodios de ansiedad o hasta depresión.

El término “Gaslighting” también conocido como “hacer luz de gas” fue tomado de una película conocida como “Gaslight” en la que el protagonista le hace creer a su mujer que desvaría y que debe acudir a un psicólogo con la finalidad de robarle su fortuna.

Aunque no estemos familiarizados con esta terminología, lo cierto es que el Gaslighting se utiliza mucha más veces de las que pensamos, presta atención si no te sientes libre de ser tú cuando estás con esa persona por sus continúas críticas,  si dudas de expresar tus opiniones o hacer algo, si te empiezas a sentir ansioso o minimizado, si su conducta persiste, y la relación es estrecha, incluso puedes desarrollar síntomas depresivos o inclusive de un trastorno obsesivo compulsivo, al estar enfocado continuamente todo lo que haces o dices para asegurarte que lo estás haciendo bien.

Para salir de una situación así es importante confiar en nuestra intuición, cuando sentimos que hay algo que no nos cuadra, cuando no estamos convencidos, nuestro instinto nos está enviando señales y tenemos que detenernos y reflexionar al respecto.

También es importante no exponerse a este tipo de manipulación y no buscar la aprobación del otro, algo que muchas veces hacemos a causa de una baja autoestima, lo ideal es mantenernos firmes en nuestros límites, piensa que poner límites no es grosero, es necesario si quieres #ConGarrasyDientes ser feliz.

lunes, 17 de abril de 2017

Origami para los más pequeños



La practica del Origami estimula la autoestima. Desarrolla la paciencia y la constancia. 

María Teresa Otero
 @MariteOtero

El Origami es una técnica ancestral que nos permite realizar las manualidades más diversas con papel. Se trata de un arte de origen japonés consistente en el plegado de papel para obtener figuras de formas variadas. También se le conoce como Papiroflexia, con está práctica podemos crear fácilmente muchas figuras hermosas como barcos de papel o toda clase de animales, y ademas resulta una actividad divertida e ideal para disfrutar en la escuela y en casa junto a la familia.

Los beneficios de llevar a cabo la práctica del Origami son muchísimos, Doraima Roa, licenciada en educación preescolar y especialista en el tema nos comenta “Mejora la coordinación motriz, el movimiento de dedos, manos, codos y hombro. Estimula la exactitud y precisión manual,  potencia la concentración, facilita la visualización de cuerpos geométricos y la comprensión de conceptos como diagonal, vértice, mediana o bisectriz, ayuda a la memoria, el pensamiento no verbal, la atención, la imaginación”.

Como si fuera poco la practica del Origami desarrolla la paciencia y la constancia. Estimula la autoestima y sirve como una técnica terapéutica. Doraima Roa asegura que “a través de ella nos podemos relajar y fortalecer las conexiones entre los hemisferios cerebrales. A la vez influye en la interacción social” muchos niños y niñas tienen problemas para socializar con sus compañeros, al mostrarse más seguro es común que compartan con emoción sus trabajos, perdiendo el temor, y mostrándose más comunicativos.

Paso a paso
Muestra de Maquigami

Para introducir a los más pequeños en la práctica del Origami tanto en la escuela como en casa, Roa recomienta pasar por algunas fases “para iniciar con niños y niñas entre los 3 y 4 años es recomendable usar la técnica del maquigami que consiste en la creación de figuras rasgando el papel únicamente con las manos” Esta técnica favorece el desarrollo de destrezas motrices y permite que desde muy pequeños los niños manejen el sentido de las formas y obtenga conocimientos sobre el material que utilicen.

En base a su experiencia Doraima Roa sugiere algunas ideas para los docentes de aula.

Investiguen sobre este arte.
No reserven su uso como técnica de expresión plástica, pueden abordar la noción espacial, la representación bidimensional y tridimensional, como un medio para desarrollar la atención y concentración.
Pueden incluir su practica en el cierre de proyectos, a través de exposiciones alusivas a los temas que abordan.

Usen este arte en el aula para desarrollar la conciencia ecológica.
Inviten a los padres a participar en minitalleres junto a sus niños y niñas en la misma escuela.

Aprendiendo Origami en familia
Trasladar la actividad al hogar puede enriquecer el tiempo que compartimos con nuestro hijos. “Por medio del origami podemos establecer una relación afectiva placentera, le damos a conocer a los pequeños de la casa la importancia de seguir la instrucciones, la tolerancia y la paciencia” asegura Roa, quien además extiende la invitación a los abuelos a incluir el origami como un pasatiempo para la distracción y diversión.

Es recomendable buscar lugares donde dicten talleres de origami y que padres e hijos se inscriban, existen diversas opciones por ejemplo: en los museos se abren talleres regulares tanto para niños como para adultos. En el banco del libro donde funciona la asociación de origami también ofrecen talleres, en algunas universidades abren cursos de temporada, se puede asistir a la embajada de Japón durante la celebración de las semanas culturales. Es necesario aprovechar estas oportunidades ya que el origami nos permite estar en paz con nosotros mismos y en completa armonía.

Datos de interés
Utilidades del origami:
El origami es una técnica que se emplea también para realizar accesorios como: pulseras, zarcillos, collares, anillos, carteras.

Tenemos:

  • Origami decorativo: cuadros, esculturas, móviles.
  • Origami para regalar: cajas, tarjetas.
  • Origami temático: animales, flores, objetos, letras, números.
  • Origami con fines matemáticos: modulares.
  • Origami terapéutico: para personas que sufren de lesiones motoras, en tratamiento de la artritis, para prevenir el alzheimer

Tipos de papel recomendados:
Todos los papeles sirven para hacer origami, pero para cada figura tendrá algún tipo de papel que sea más adecuada, que la hará más fuerte, que realzará su forma o que la hará más viva. Ejemplo:
Papel bifaz, papel metalizado, papel bond, papel batik, papel encerado, cartulinas, papel de seda.

Espero que esta entrevista haya sido de utilidad para ti, fue elaborada en el 2012 y me di gusto al re-publicarla porque es una información que considero interesante para incorporar a nuestras actividades familiares y educativas :) Déjame tu comentario. 

Con amor Marité. 



domingo, 16 de abril de 2017

Partiendo del Diálogo Interior.


María Teresa Otero @MariteOtero

En nuestra constante búsqueda del bienestar mental, familiar, laboral, profesional, es importante tomar en cuenta que existen personas que te merecen y personas que no, y es nuestro deber distinguirlas.

Por ejemplo no nos merecemos que alguien se acerque a nosotros solo cuando nos necesite. Las personas que solo piensan en si misma y pretenden utilizarnos como herramientas para satisfacer sus necesidades y caprichos son completamente tóxicas, por ello es mejor mantenerlas alejada de nuestras vidas.

Tampoco nos merecemos la indiferencia, el trato descortés, las mentiras, la no atención o el maltrato, sin duda son principios que deben ser inquebrantables, ahora bien lo que no nos merecemos no hace referencia al juicio de si otra persona es buena o mala, sino que en cuanto a nosotros se puede convertir en una relación insana que alimentará un vinculo negativo, peligroso para nuestra salud emocional.

Para llevar a cabo la identificación de aquello que nos hace sentir bien y qué no, es necesario desarrollar un diálogo interior, comunicarnos con nosotros mismos, sincerarnos sobre nuestros estados emocionales, descubrir nuestro autoconcepto, pensar y sentir cuánto nos queremos y qué estamos dispuestos a tolerar en nuestras relaciones.

Es necesario esa conversación interna, fíjense que con frecuencia la opinión negativa de los demás sobre nosotros suele impactarnos, cuando son negativas esas opiniones nos hieren o lastiman, aún así no solemos plantearnos cómo nos influye la manera en la que nos hablamos a nosotros mismos, es hora de reflexionar un poco sobre lo que nos decimos.

Si nos reconocemos en un diálogo interno negativo debemos comenzar a reforzarnos positivamente, partiendo de nosotros mismos entenderemos qué estamos dispuestos vivir en nuestras relaciones con terceros, aquellas personas pesimistas, inseguras y dependientes van a ser mucho más vulnerables en sus relaciones y atraerán a personas nocivas para su salud emocional

Recuerda que no te merece quien te ilusiona con lo que dice para luego desilusionarte con lo que hace, así que busquemos un equilibrio saludable internamente para luego reflejarlo en nuestro entorno, impulsemos nuestra salud emocional #ConGarrasyDientes

lunes, 10 de abril de 2017

Los niños y la naturaleza

Columna: Marité con Garras
Los niños y la naturaleza
María Teresa Otero @MariteOtero

Los seres humanos estamos conectado a todo cuanto nos rodea, el ambiente, las personas e incluso las circunstancias, fuentes de influencia para nuestro comportamiento. En base a lo que sucede en nuestro entorno, decimos, pensamos, sentimos y accionamos de formas diversas, en función de esta conclusión surge la psicología ambiental amparada en numerosos estudios que investigan la relación de la gente con su entorno, hoy quiero comentarles sobre la influencia que tienen los ambientes naturales y los artificiales en los más pequeños de la casa.

Gran parte de la población vive en medios urbanos, en términos generales este medio facilita la eficiencia de los servicios y nos brinda innovadoras posibilidades de desarrollo personal, económico, profesional, aunque también nos genera sensaciones negativas que pueden derivar en estrés.

Con frecuencia nuestros niños carecen de tiempo para jugar al aire libre debido al acelerado ritmo de vida y la sobrecarga de actividades extraescolares, sin dejar a un lado los pocos espacios seguros y adecuados donde puedan socializar.

Todo esto tiene una gran influencia en el desarrollo de los infantes y en su salud física y psicológica, recientemente se han registrado un aumento en la aparición de trastornos crónicos de la salud como: obesidad, asma, trastorno por déficit de atención e hiperactividad y déficit de vitamina D.

Diversos estudios concluyen que cuanta más naturaleza exista cerca de la vivienda del niño mayor será la capacidad de los pequeños para controlar los impulsos, concentrarse y utilizar la creatividad, el contacto con la naturaleza puede desplazar el efecto negativo del estrés en los niños y favorecer su autoestima, los infantes expresan sentimientos positivos. Estos beneficios se incrementan cuando los espacios verdes también se encuentran en el patio del colegio y sus alrededores.

Tener en cuenta estos beneficios de la naturaleza en los chicos es necesario para mejorar el desarrollo de nuestros pequeños, no se trata de mudarse sino de disfrutar con mayor conciencia y frecuencia de los espacios naturales que encontramos en la ciudad, impulsando #ConGarrasyDientes  su uso desde la tierna infancia.

Nota: La fotografía es de mi hijo mayor Santiago, en el patio de la abuela materna :)